Una cita con las urnas.

El próximo día 28 de Abril, las personas con discapacidad intelectual votarán por primear vez tras recuperar su derecho a voto. Y muchas de ellas van a acudir a votar por primera vez. Desde que se aprobó esta reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General, ha habido diversas campañas en las que se explica a quienes van a votar por primera vez cómo lo deben hacer, (como la campaña de Plena Inclusión “mi voto cuenta”), pero entre la teoría y la práctica hay un trecho.

Las personas que hemos votado antes, sabemos que al llegar al colegio electoral podemos encontrarnos con mucha gente, podemos tener dificultades para encontrar la papeleta que queríamos, o que tenemos que cruzar un pasillo lleno de gente para ver si en el papel del fondo pone que está ahí nuestra mesa electoral… Y es que hay que tener en cuenta que la función principal del edificio no es esa, y que hace falta una señalización de apoyo. Pero esta señalización tiene un carácter temporal, por lo que debe ser fácil de poner y quitar.

Pensando en todas las personas con discapacidad intelectual que tienen la teoría pero no la práctica del voto, y sabiendo que el entorno del colegio electoral puede llegar ser “territorio hostil”, hemos decidido compartir con todos vosotros algunas reflexiones que creemos interesantes a la hora de realizar y colocar la señalización en los colegios electorales, con el fin de crear un entorno más amigable.

Así que si te ha tocado imprimir o colocar los carteles, (o si quieres aportar tu granito de arena) no pierdas detalle. Hemos intentado categorizar estos aspectos en función del itinerario que se realiza para ejercer el derecho a voto. Os las dejamos a continuación.

CONSEJOS DE SEÑALIZACIÓN ACCESIBLE EN COLEGIOS ELECTORALES

Entradas y personal de apoyo

Llamadnos locos, pero creemos que lo más importante para poder votar, es poder entrar al colegio electoral.

  • Accesos: Las entradas deben estar siempre indicadas con un rotulo de “entrada” y se deben poder apreciar desde aproximadamente 5 metros de distancia. (*)

  • Punto de información: Se recomienda señalizar el lugar donde se encuentran las listas electorales como punto de información. Se puede usar el logo clásico de la “i” de información.

  • Listas electorales: La mayoría conocemos la mesa en la que votamos gracias a la tarjeta electoral que nos llega a casa, pero: ¿Qué pasa si se me ha olvidado y no me acuerdo? Las listas que se encuentran en los colegios suelen ser bastante complejas, pues la letra es pequeña y hay poco interlineado (normal, contienen mucha información y hay que ahorrar papel). Por eso creemos que las listas deben colocarse donde se encuentre el personal de apoyo o, en caso que no exista, la policía nacional.

  • Personal de apoyo: Muy recomendable la existencia de una persona de apoyo con conocimientos de Accesibilidad Universal. Y si existe, sería conveniente que vaya identificada con una tarjeta con su nombre y función de “personal de apoyo”.

(*) Una de las quejas que las personas con discapacidad tras la evaluación de más de 200 colegios electorales ha sido la falta de señalización para acceder a los colegios electorales desde la vía pública. Entendemos que ese no es el objeto de estos consejos, puesto que nosotros estamos hablando de la señalización temporal que se realizará únicamente durante los comicios.

Ubicación de las papeletas

Por si fuera poco, en bastantes procesos electorales existen 2 tipos de papeletas, puesto que se suelen votar 2 organismos distintos. Habrá que tener cuidado.

  • Diferenciación: Sabemos que el espacio no es abundante en los colegios, pero se debe evitar colocar las papeletas de los diferentes procesos en el mismo lugar o muy juntas. Si se utilizan mesas, una opción sería colocarlas con una separación entre ellas (más o menos como media mesa de separación).

  • Ejemplos de colocación errónea y adecuada de las papeletas electorales
    Ejemplos de colocación errónea y adecuada de las papeletas electorales

  • Sobre: Los sobres deberán estar junto a sus respectivas papeletas.

  • Imágenes de apoyo: “Me acuerdo que eran siglas….pero casi todos son siglas” Esta situación no es tan extraña, por lo que sería recomendable que las papeletas de los partidos vayan acompañadas de las fotos de sus “números uno”.
    Como es muy complicado que aparezca la imagen junto a la papeleta, una solución podría ser un panel vertical frente a las papeletas donde aparezcan las fotos de los “cabeza de lista” junto al logo y a la papeleta de su partido.

  • Papeletas del senado: Uno de los mayores problemas se ha encontrado a la hora de rellenar las papeletas sepia en las elecciones nacionales. ¿y si lo explicamos? Un cartel de apoyo frente a las papeletas en lectura fácil podría ser una buena solución.

Señalización en recorridos

Pasillos, vestíbulos, distribuidores, escaleras…con todo esto no es difícil perderse.

  • Distancia: A la hora de colocar señalización, hay que buscar el término medio (ni mucho ni poco). Nuestra recomendación es que al hacer el recorrido indicado, se puedan observar siempre 2 carteles de la dirección a la que quiero ir (el que busco y el que ya he visto), de esta manera se podrá unir la información más fácilmente. Como si fueran las migas de Pulgarcito.

  • Puntos muertos: Si tras colocar los carteles, se realiza el recorrido que se indica en ellos, es más fácil observar si se han colocado señales en puntos muertos o que tengan obstáculos que impiden su visión. Por ejemplo, si colocamos un cartel en un cruce de 3 recorridos, que la señalización se vea desde todos los sitios necesarios.

  • Altura señalización: La aglomeración de personas puede ser una causa para que no se aprecie bien la señalización, por ello en este caso recomendamos colocar los carteles un poco más elevados de lo habitual, para asegurar su visibilidad. Para no andar con el metro y poder hacerlo algo más rápido, que al pegarlos queden por encima de la cabeza. Si el cartel se va a colocar en una puerta, ponlo justo al lado a la misma altura que el resto, y con una flecha indicativa.

Cartelería

Llegamos al capítulo estrella: folios impresos en negro con letras y números por doquier. Unos consejos rápidos:

  • Contraste cromático: Aunque los carteles suelen ser folios en blanco con letras en negro, no está mal recordar que si se quiere innovar, se haga con cabeza, y si se gasta la tinta negra, no se imprima en amarillo, por ejemplo… .

  • Fuentes: Tahoma y Verdana son nuestras favoritas. Sobre todo recomendamos utilizar fuentes comunes, y si tienes alguna duda, un truco: que la L minúscula y la i mayúscula no sean iguales.

  • Tamaño: No vamos a hacer un estudio en profundidad, puesto que es una señalización temporal, pero como seguramente se escriba el cartel con Microsoft Word o programas similares, el tamaño para una fuente tahoma, no debería ser menor a 110.

  • Rangos: Especial atención en este punto. Se debe evitar señalizar rangos de letras o números mediante un guion, si no que se debe escribir toda la serie. Por ejemplo:

Ejemplos de colocación errónea y adecuada de las papeletas electorales

Mesas electorales

Ya falta menos, ahora solo queda averiguar a cuál de las 10 urnas me tengo que acercar.

  • Alineación: Es conveniente evitar que los textos de los carteles estén desalineados, puesto que pueden causar confusiones.

  • Miembros de la mesa: A pesar que la colocación de los miembros de las mesas electorales suele ser con el presidente en el centro de la misma, sería muy recomendable que existiera una señalización del cargo de cada uno, bien con un cartel en la misma mesa, bien con una tarjeta identificativa.

    *Como generalmente las urnas de diferente color están bien señalizadas y al ser transparentes causan poca confusión, entendemos que no es necesario añadir ninguna recomendación al respecto.

Salidas

Pensabais que tras depositar la papeleta en la urna ya se había terminado, ¿verdad? Pues no, ahora toca lo último, pero no menos importante: Salir del edificio.

  • Indicación de salida: A la salida de la sala donde se encuentran las mesas, sería muy recomendable señalizar la o las salidas del edificio mediante el texto “SALIDA”, el nombre de la calle por la que se sale y una flecha indicativa. (Si se indicaran los transportes, ya sería lo más).
    Para los carteles de salida (confección y ubicación), es recomendable seguir los mismos criterios que hemos explicado anteriormente.

Desde 100×100 Accesible creemos que mejorar la comunicación de las personas con el entorno es una de las mejores maneras de garantizar la inclusión y la autonomía de las personas, y que de esta forma, cualquiera que tenga algún tipo de dificultad para relacionarse con los espacios construidos, no tenga que realizar 7 intentos para lograr su objetivo.
Por cierto, a día de hoy no estoy seguro de cuál es mi color favorito…diría que el naranja, que es el color de mi moto.

Sobre el autor

Leave Comment